TIPOS DE SEÑALIZACIÓN EN OBRAS: NORMATIVAS Y OBRAS

La movilidad del tráfico es el rasgo determinante de las obras móviles llevadas a cabo en localizaciones urbanas y, por lo tanto, su característica fundamental. Tanto si la obra se realiza con movimiento ininterrumpido como si se efectúa en distintos intervalos dentro de una misma jornada, su movilidad implica que la señalización de la propia obra debe ser tenida en cuenta.

 

Por lo tanto, la señalización empleada deberá ir adosada a vehículos y/o remolques, siendo la única excepción la señalización sobre trípodes o similares aquellas señales que, por su cometido concreto para con el resto de vehículos que transiten por la zona, deben estar situadas en un mismo lugar durante un intervalo de mayor duración. Además de su ubicación, veremos que será importante tener en cuenta la iluminación de las señales, mediante elementos luminosos encendidos tanto de día como de noche.

 

 

¿Cuál es la normativa vigente y su ámbito de aplicación?

 

Actualmente, la normativa vigente que puede incidir sobre la señalización móvil de obras son: La Ley de Seguridad Vial, el Reglamento General de Circulación, la Norma de Carreteras 8.3 – IC “Señalización de Obras” y, por último, el Catálogo de Señales de Circulación establecido por el Ministerio de Obras Públicas y Urbanismo. En esta normativa, se recoge de forma detallada el ámbito de actuación obligada de la señalización de las obras y se puede resumir en los siguientes puntos concretos:

 

-Todas aquellas obras o tareas que se desplazan continuamente a lo largo de la carretera.

 

-Todas aquellas obras o tareas que se desplazan a intervalos.

 

-Todas aquellas obras o tareas que, aún siendo fijas, por su corta duración aconsejen, por motivos de seguridad y rapidez de instalación, emplear la señalización móvil en lugar de la señalización fija.

 

-Los trabajos se deben realizar, en lo posible, durante los periodos de menor intensidad de circulación.

 

¿Cuál es la señalización apropiada en función de cada caso?

 

 

  1. Operarios

Si los operarios van en vehículos, su protección vendrá determinada por el propio vehículo. Si los operarios van a pie sobre la calzada, deberán protegerse mediante un vehículo, y se recomienda, además, en todas las circunstancias ir provistos de prendas de color amarillo o naranja, con elementos reflectantes en horas nocturnas, de forma que puedan ser percibidos lo más claramente posible en cualquier situación atmosférica.

 

 

  1. Máquinas y vehículos

Se recomienda que las máquinas y vehículos que se utilicen en señalización móvil sean de los colores blanco, amarillo o naranja. Asimismo, llevarán como mínimo una luz ámbar giratoria o intermitente omnidireccional en la parte superior, colocada de forma que pueda ser perfectamente visible por el conductor al que se quiere indicar su actuación. Tendrá una potencia mínima de 55 watios en el caso de luz giratoria y de 1.5 julios en el caso de luz intermitente.

 

 

  1. Señales

Hay que tener en cuenta para la colocación de las señales el hecho de que éstas obedezcan a la presencia de un obstáculo excepcional que obligará al conductor a realizar una serie de maniobras inhabituales. Por este motivo, la señalización debe ser perceptible en cualquier circunstancia, siendo sus imposiciones las mínimas para garantizar plenamente tanto la seguridad de los usuarios como la de los trabajadores que forman parte del equipo de trabajo. Los excesos en las restricciones implican con relativa frecuencia resultados contradictorios a los planificados, debido a que el usuario puede dejar de creer en el mensaje que se le indica y actuar según su propio criterio subjetivo y personal.

 

¿Cuál es la clasificación de las señales según su implantación?

 

  1. Señalización de preaviso

Esta señalización consta de los elementos necesarios para avisar a los usuarios de la proximidad de una obra en la carretera, pudiendo emplear para ello y, según las circunstancias y el tipo de obra que se pretenda realizar, desde señales situadas en tripodes hasta vehículos con señales y luces, y, además, pudiendo estar en un único grupo o en más de un grupo de forma escalonada a lo largo de la carretera y precediendo a la obra que se realice.

 

  1. Señalización de posición

Es la señalización que se coloca en el entorno inmediato de la obra y, en el caso que nos ocupa constará exclusivamente de vehículos que llevarán incorporada la señalización, que consiste en una serie de señales y de elementos luminosos, con la excepción de algunos trabajos, como pueden ser los de pintura vial de secado lento, en los que se incorporarán conos para proteger la obra que se va realizando.

 

Como se ha mencionado anteriormente, si se sitúa un panel complementario indicando la longitud de la obra, no será necesario señalizar el fin de prohibición o restricción. En este sentido, en caso contrario, dicha señal se podrá ubicar en el último vehículo que se encuentre el usuario según su sentido de marcha.

 

 

Si quieres tener más información sobre este tema, no dudes en contactarnos o puedes leer otros artículos relacionados en nuestra  web 

Artículos relacionados