tecnología bim. la nueva construcción

miler&co ibérica es la consultora tecnológica del proyecto para la Cámara de comercio y la Universidad. L a normativa de licitación pública inició en diciembre el cambio y la trasposición de la directiva europea marca el paso de un cambio que es ya una realidad en otros países europeos.

El modelado de información de construcción, BIM en sus siglas en inglés (Building Information Modeling), «ha llegado para quedarse», según explica Javier Calvo Liste, socio fundador de Miller&Co Ibérica (millercoiberica.com), la consultora que junto con la Cámara de Comercio y la Universidad de León desarrolla un proyecto para dar a conocer y formar a los profesionales en esta herramienta que a corto plazo será determinante en los procesos de licitación de obras, tanto edificación como infraestructuras. Este jueves, día 14, organiza una jornada gratuita en la Escuela de Ingenierías de la ULE (Salón de Grados, tres horas por la mañana y tres por la tarde) para dar a conocer su potencial. «Participa un panel de expertos de primera línea a nivel nacional, para explicar qué usos y exigencias va a tener en un futuro muy próximo. Por la mañana está más enfocado a estudiantes, administraciones públicas y Universidad; y por la tarde a profesionales». Tanto la Cámara de Comercio como con la Universidad ponen en marcha una serie de cursos sobre esta herramienta a partir de ahora.

 

La tecnología BIM se basa en utilizar modelos tridimensionales de proyectos, edificios e infraestructuras que permiten obtener parámetros y datos, lo que le diferencia de manera improtante de otros 3D, ya que la información obtenida permite tomar decisiones sobre el mantenimiento. «Los sistemas de mantenimiento de un edificio son los que permiten más margen de ahorro dentro de todo el proceso de construcción y vida de las estructuras, se calcula que los costes de mantenimiento de los edificios suponen tres veces más que los costes de construcción», señala Calvo Liste.

 

Los máximos beneficiados de poner en valor la información que permite esta tecnología son los propietarios de las edificaciones y las infraestructuras. «Por ejemplo la Administración, que es propietaria de carreteras y puentes, hospitales, etc. Este modelo les permitirá ahorrar mucho dinero en las operaciones de mantenimiento». Las constructoras serían otro de los grandes beneficiados, «ya que pueden utilizar modelos BIM en la fase de diseño y de construcción, para llevar un proceso lo más coordinado posible, reduciendo los costes de la obra pero además consiguiendo un proyecto mucho más ajustado. El modelo 3D permite comprobar todos los espacios, y evita numerosos errores durante las obras, que se calcula que suponen un 12% del coste de la edificación». Por último, se benefician también los técnicos. «Ingenieros, delineantes, arquitectos,… Por la ayuda que ofrece a la parte del diseño, lo que les permite un mayor control sobre lo que está diseñando. Y hay que tener en cuenta que las decisiones que se toman durante la etapa de diseño impactan después exponencialmente en el resto del ciclo de vida del edificio».

Tener más control sobre todo el proceso y ciclo de vida, visualizar mucho mejor y evitar errores que supongan costes son las grandes ventajas de esta tecnología, que se utiliza en construcción e infraestructuras, y sobre todo en los proyectos de mantenimiento…[ Ver noticia]

Artículos relacionados