¿Por qué son importantes los andamios?

El sistema de andamiaje es una estructura muy utilizada en la construcción de edificios, ya que gracias a la altura que alcanzan, los operarios pueden trabajar de forma más cómoda, llegando a rincones difícilmente de acceder si no existiesen. Estas estructuras han existido a lo largo de la historia para construir edificios, monumentos y obras faraónicas, como por ejemplo las pirámides de Egipto o la Estatua de la Libertad, entre muchas otras.

Y es que resultaría imposible levantar una construcción sin andamios, ya que son el medio de accesibilidad a las obras de los trabajadores. Asimismo, tienen un componente fuerte de peligrosidad, debido al trabajo en altura que se realiza sobre ellos. En Detea estamos muy comprometidos con la seguridad de nuestros trabajadores y por esta razón, ponemos todo el empeño y cuidado en cumplir las normas de seguridad que se aplican en el montaje y desmontaje de andamios. A continuación, se explica en qué consiste el sistema de andamiaje, así como sus características, entre otros aspectos.

 

¿Qué son los andamios?

Sistema de andamiaje o andamios, como son conocidos popularmente, son estructuras temporales que se establecen en la construcción de edificios y un medio esencial para poder levantar grandes estructuras. Están compuestos, generalmente, por tubos de acero y plataformas de madera, aunque dependiendo del país se utilizan unos materiales u otros, como por ejemplo el bambú en zonas asiáticas, en lugar de madera.

Los andamios son una de las herramientas, utilizadas en construcción, más seguras  que existen para alcanzar la altura deseada. Su uso suele ser para crear nuevos edificios, remodelarlos, pintarlos, proceso de rehabilitación, obra civil, mantenimiento industrial o construcción naval, entre otros.…Cualquier persona no debe utilizarlos, ya que hay que estar cualificado profesionalmente para poder montarlos, así como para poder subirse en ellos para realizar las labores pertinentes. Además, es necesario que un especialista, habituado al montaje de estas estructuras los arme, dentro o fuera del edificio, porque esto hará que la seguridad sea mayor, que si lo hace una persona que no tenga esos conocimientos.

 

Características de los andamios:

Las estructuras de los andamios pueden tener diferentes alturas. Dependiendo de los metros que alcancen, el montaje será más o menos complicado, ya que previamente hay que realizar un estudio de su resistencia y estabilidad. A continuación, se muestran algunos de los tipos que existen y se utilizan en la actualidad;

 

  • Andamio prefabricado multidireccional: éste sirve para usos diferentes, ya sea en la construcción o en la industria. Se apoyan sobre el suelo o suspendidos de alguna otra estructura.

 

  • Andamio prefabricado de marco: también se le conoce como europeo y se utiliza en trabajos de fachadas. Se apoyan sobre el suelo o suspendidos de alguna otra estructura.

 

  • Plataformas suspendidas de nivel variable: éstas cuentan con accionamiento manual o motorizado para el cambio de altura. Se utilizan en tareas de mantenimiento de edificios, limpieza de cristales, entre otros. Se les conoce popularmente como góndolas, andamios eléctricos o de cremallera.

 

  • Torres de cimbra: estas estructuras de andamiaje se realizan con los mismos elementos que un andamio común, cuya función es sustentar cargas en lugar de habilitar una zona de trabajo en altura.

 

  • Torres móviles o escaleras de acceso: una de sus características principales es que no tienen amarres o fijaciones a punto firme, porque están colocados sobre ruedas.

 

¿Cómo se montan los andamios?

Para montar estas estructuras, a nivel base,  hay que realizar una serie de pasos que se muestran a continuación, pero sobre todo hay que atender a la normativa de cada país, así como a las especificaciones indicadas por el fabricante.

 

  1. Preparación de las bases. En una superficie plana se colocan niveladores de base que soportarán la estabilidad y peso del andamio.
  2. Se coloca el inicializador para unir los niveladores de base.
  3. Colocación del elemento del andamio en forma de barras que encajan en los niveladores de base.
  4. A continuación, se colocan las barras y diagonal para unir la estructura vertical y estabilizarla.
  5. Se nivela el montaje y se crean las plataformas de acceso sobre superficies antiderrapantes.
  6. Por último, se coloca el guardacuerpos que es un elemento que protege al trabajador, a modo de barandilla, para evitar caídas.

En el caso de querer hacer un montaje superior, habría que hacer todos los pasos anteriores, además de colocar rodapiés, escaleras de acceso o terminales de andamiaje, dependiendo del tipo de andamio que se quiere construir.

 

 

Seguridad y certificados para andamios

Cada vez son más las empresas que poseen un certificado de seguridad para homologar los andamios que utilizan en sus obras o construcciones. Estos certificados aseguran que las estructuras están preparadas para ser usadas por un número variable de operarios, en función de sus proporciones. También, garantizan que la superficie sea adecuada para que los trabajadores puedan operar sobre ellas, así como para que puedan dejar sus objetos personales, sin que ocurra peligro alguno.

 

 

Asimismo, certifica que los materiales usados para su montaje son adecuados y libres de incidencia, como por ejemplo que la estructura pueda tambalearse por el peso de los trabajadores que se suben en ellos. Dicho certificado está comprometido, no solo con los andamios de pequeño o mediano tamaño, sino también con los que alcanzan grandes alturas, así como con sus anclajes para que no se muevan en el caso que existan fuertes vientos o temblores. Por último, cabe destacar que una buena estructura de andamiaje debe tener salidas y entradas accesibles, que no dificulten el trabajo de los operarios, ni ponga en riesgo su seguridad.

 

Si quieres tener más información sobre este tema, no dudes en contactarnos o puedes leer otros artículos relacionados en nuestra  web 

Artículos relacionados