La importancia de la ventilación a nivel residencial

en la categoría Blog

La apropiada ventilación de nuestros hogares es aún a día de hoy una asignatura pendiente.

Solemos airear los espacios de la vivienda generalmente un breve periodo de tiempo por la mañana y en momentos posteriores, si notamos que el ambiente se sobrecarga.

Pero, ¿lo hacemos correctamente y de forma regular?

Vivimos en un día a día en el que todo funciona muy rápido, estamos colapsados de información, de trabajo, obligaciones…

Necesitamos estar constantemente actualizados y vivimos con gran estrés, lo que deriva en poco tiempo para dedicar al hogar y menos aún a las tareas de ventilación.

No se le presta la importancia que requiere el ventilar nuestro hogar, cuando es un proceso que permite la eliminación de sustancias nocivas para la salud.

Una acumulación de aire estancado puede llegar a causar graves afecciones respiratorias, incluso potenciar el estrés, entre otras consecuencias.

Son problemas más frecuentes de lo que se piensa, especialmente en personas con un sistema inmunológico debilitado en el caso de las enfermedades respiratorias.

Incluso puede permitir el desarrollo de asma, congestión nasal, irritación de ojos y garganta…

Por otro lado, en el hogar una incorrecta ventilación puede dar lugar a la proliferación de moho y malos olores, contribuyendo a crear un ambiente insalubre.

Los beneficios que proporcionan la acción de ventilar las estancias son muchas, la aireación del hogar limpia el espacio, evita el desarrollo de alergias y otras afecciones de salud.

Es capaz de calmar las temperaturas en meses calurosos o secar humedades en meses de mucha lluvia y frío…

Estos beneficios son proporcionales a los innumerables problemas que nos pueden afectar por no llevar esto a cabo de la forma adecuada.

¿CÓMO LLEVAR A CABO UNA CORRECTA VENTILACIÓN DE LA VIVIENDA?

En este post os daremos algunos consejos para que podáis llevar a cabo una adecuada ventilación de la vivienda y que no requieran esfuerzo:

  1. Elegir un sistema de ventilación óptimo y efectivo para asegurar la calidad del aire interior.

La ventilación mecánica controlada, VMC, es un sistema integrado en el edificio que funciona con la acción de un ventilador, alimentado de forma general con energía eléctrica.

Se trata de un proceso que fuerza la extracción del aire para renovarlo y garantizar así la calidad del aire interior.

Aquí os dejamos una clasificación de sistemas de ventilación mecánica controlada:

  • Sistema de ventilación mecánica en admisión

La entrada de aire, admisión, se produce de forma mecánica mediante un ventilador y el aire se distribuye por conductos.

Su evacuación se hace mediante ventilación natural a través de las infiltraciones o rejillas.

  • Sistema de ventilación mecánica en extracción

El aire de admisión entra de forma natural al edificio mediante rejillas mientras que la extracción del aire se lleva a cabo mediante un ventilador.

El aire viaja a través de una red de conductos, que lo extraen de zonas húmedas expulsándolo al exterior.

Se trata de un sistema donde tanto la admisión como extracción del aire se llevan a cabo con un ventilador.

Estos sistemas, utilizados mayoritariamente en instalaciones del sector terciario, modifican el caudal en función de diferentes parámetros como pueden ser la humedad relativa, VOC, etc.

La ventilación mecánica controlada hace posible gestionar de forma eficiente el consumo energético a la hora de renovar el aire interior de un espacio.

El sistema VMC garantiza la salubridad de cada espacio del hogar, además permite mantener las ventanas cerradas (requisito de los sistemas de ventilación), que permite una gran reducción de la contaminación acústica.

También conseguimos que el aire exterior entre en las estancias previamente filtrado, proporcionando una mayor seguridad a las personas que habitan la vivienda.

  1. Uso de purificadores de aire

Una forma muy efectiva de aumentar la calidad del aire que respiramos en nuestra vivienda y garantizar un buen estado de salud es tener un purificador de aire en casa.

Los purificadores de aire son unos dispositivos que proporcionan un aire más limpio, aumentando el confort térmico del ambiente.

Estos dispositivos tienen la capacidad de eliminar las sustancias tóxicas que se encuentran en el aire de tu hogar (polvo, humo, vapores de productos químicos, etc.).

También podemos establecer una clasificación entre los purificadores de aire industriales y domésticos.

Los de uso industrial están indicados para la extracción de aire en grandes áreas, siendo capaces de filtrar hasta 1000m3 de aire por hora y eliminar polvos tóxicos como el amianto.

Por otro lado, los de uso doméstico tienen un tamaño y capacidad bastante inferior, generalmente filtran entre 200 y 300 m3 de aire a la hora.

Están creados para estancias como cocinas, dormitorios, salones, etc…

  1. Colocación de plantas en el interior

Las plantas regulan en mayor o menor medida la humedad del ambiente y tienen la capacidad de depurar el aire.

Algunas plantas son capaces de eliminar gases tóxicos que capturan del aire y entierran en la tierra, mejorando la calidad del aire.

Si quieres tener más información sobre este tema, no dudes en contactarnos o puedes leer otros artículos relacionados en nuestra web.

Artículos relacionados