Detea prevé duplicar su negocio en cuatro años tras culminar su reestructuración

en la categoría Sin categorizar

La constructora se centrará en obra civil y proyectos de edificación y descarta salir al extranjero.
A. MARTÍN SEVILLA | Diario de Sevilla.
Detea prevé cerrar 2016 con una cifra de negocio de 13,6 millones de euros y pretende alcanzar una facturación de 30 millones en 2020. Son cifras muy alejadas de las alcanzadas antes de la crisis, cuando llegó a alcanzar los 95 millones de facturación, pero reflejan el optimismo con el que la constructora encara los próximos años tras superar el concurso de acreedores a principios de 2015. “Hemos hecho una reestructuración compleja y eso nos permite afrontar el futuro sin cargas manteniendo nuestras estructuras productivas intactas y ajustadas”, afirma el presidente de Detea, Arturo Coloma.

La compañía apuesta por centrarse en obra civil y en proyectos de edificación de todo tipo y descarta salir al extranjero. Arturo Coloma explicó que en esta nueva etapa Detea apuesta por formas flexibles de contratación como soluciones de proyecto y obra, llave en mano o la promoción delegada. “Queremos estar con el cliente desde las primeras etapas, estableciendo una relación a largo plazo”, señaló Coloma, que incidió en que “los proyectos tienen que ser ahora más eficientes porque el mercado demanda certezas en costes y plazos”.

Detea ha recuperado las mismas clasificaciones como contratista de la Administración pública previas a la situación concursal. La cartera de obras asciende actualmente a 70 millones de euros, de los que 65 millones corresponden a proyectos adjudicados en años anteriores cuya ejecución se ha ralentizado por las restricciones de la inversión pública y que se ha reactivado en los últimos meses. Entre ellos destacan la variante de Mairena del Aljarafe, cuyas obras se retomarán este verano, o la carretera Vera-Garrucha, en Almería. El propósito para este ejercicio era captar 10 millones en nuevos contratos y en cuatro meses ya ha alcanzado la mitad. “Creemos que podemos superar ese objetivo”, insistió el directivo.

Detea firmó con sus acreedores una quita del 65% de su deuda con un plazo de devolución de diez años. “A día de hoy ya hemos pagado el 25%”, indicó Coloma. La firma cerrará el año con una deuda financiera de 7,3 millones y su compromiso es reducirla a 3,3 millones en 2020.

La plantilla, que llegó a superar los 200 trabajadores directos y otros 500 en las obras, se ha reducido a 40 efectivos, a los que hay que sumar otros 75 trabajando a pie de obra. No obstante, la empresa cree que si cumple su plan estratégico, alcanzará los 150 empleados directos en 2020 y otros 250 en la ejecución de los proyectos.

Visita la noticia en Diario de Sevilla.

Artículos recientes