Detea continúa su expansión por Portugal con la ampliación de una almazara en el Alentejo

La empresa andaluza Detea continúa su expansión por Portugal con el objetivo de ampliar una almazara situada en la región de Ferreira Do Alentejo, tras obtener el Certificado Alvará, una autorización entregada por el Instituto de Mercados Públicos, Inmobiliaria y Construcción de Portugal (Impic).

La empresa andaluza Detea continúa su expansión por Portugal con el objetivo de ampliar una almazara situada en la región de Ferreira Do Alentejo, tras obtener el Certificado Alvará, una autorización entregada por el Instituto de Mercados Públicos, Inmobiliaria y Construcción de Portugal (Impic).

Se trata de un proyecto, con finalización prevista en octubre, para Aggraria Lagar LDA, una empresa cuya dedicación principal es la gestión de explotaciones agrícolas, propias y de terceros, para la producción de aceite de oliva, según han informado este lunes en un comunicado desde Detea, que centrará su actividad en el Parque Do Penique Odivelas, localizado en la comarca portuguesa de Alentejo, donde actualmente se encuentra la almazara.

La obra consiste en la actuación sobre la mencionada almazara para ampliar a niveles de líneas de producción y de almacenamiento la nave de molturación y construir una nueva bodega con capacidad para 56 depósitos de 163 toneladas y 12 metros cuadrados de altura cada uno. En la urbanización se acometerán trabajos de terminación de 3.400 metros cuadrados de solera en el exterior de las naves y una zona de circulación de tráfico pesado de más de 3.400 metros cuadrados.

El presidente de la empresa, Pedro Gonzalo Ybarra, ha comentado que, con esta ampliación, la Almazara va a tener una capacidad de molturación anual de 90.000 toneladas métricas ™ de aceituna y una capacidad de almacenaje de 12.000 tm de aceite de oliva, siendo “una de las de mayores dimensión a nivel mundial”.

A través de este proyecto, Detea continúa su expansión económica hacia Portugal, impulsando este nuevo proyecto de ampliación y construcción de la almazara, para “consolidarse como compañía referente en la construcción de Portugal”.

Desde Detea destacan que cuentan con la garantía certificada de tener el apoyo del Impic y el sector privado de la construcción, y al respecto ponen de relieve que la clasificación en el citado instituto portugués permite a la compañía la construcción de edificios y patrimonio construido, de vías de comunicación, de urbanización e infraestructuras y de obras hidráulicas.

En este sentido, el presidente de Detea, Arturo Coloma, ha valorado que “la clasificación del Impic nos permite ampliar nuestro horizonte, afrontando nuevos proyectos de cara al futuro”…[Lee la noticia]

Artículos relacionados