Detea, certificada con la ISO 45001. Conoce esta novedosa norma de prevención de riesgos laborales.

Cada día se producen numerosos accidentes laborales o se dan nuevos casos de personas afectadas por enfermedades vinculadas al trabajo. En muchas ocasiones, estas podrían haberse evitado siguiendo un sistema de prevención adecuado.

Por ello y porque desde sus orígenes la prevención de riesgos laborales en sus centros de trabajo ha sido prioritario para DETEA, esta constructora ha destacado por ser una empresa comprometida firmemente con la mejora continua. Asimismo,  la compañía está comprometida con la actualización en las últimas normas y certificaciones. En 2016 ya obtuvo la certificación ISO 9001:2015 e ISO 14001:2015, que ofrecían la máxima satisfacción del cliente y la mejora ambiental.

De la misma manera en 2018, se marcó un nuevo reto, el cual ya ha logrado tras recibir los resultados más que positivos tras la reciente auditoría externa: conseguir la certificación ISO 45001:2018 Sistemas de gestión de la seguridad y salud en el trabajo.

Gracias a su sistema de gestión integrado y a su constante trabajo para que sus centros de trabajo fijos y obras sean seguros y saludables, sumado a su ímpetu por garantizar la seguridad de sus empleados, la constructora ya es una de las primeras entidades del sector en certificarse con SGS en la ISO 45001.

El objetivo principal es seguir mejorando las condiciones de trabajo para la prevención de lesiones y del deterioro de la salud relacionados con el trabajo; también para eliminar peligros y reducir los riesgos para la seguridad y salud en el trabajo.

 

¿Qué es la ISO 45.001:2018?

Se trata de una norma de la Organización Internacional de la Normalización (ISO) pensada para que las organizaciones (sea cual sea su tamaño) adquieran un entorno de trabajo seguro para sus empleados. Es una norma novedosa, todo un avance en términos de prevención de riesgos laborales.

Está formada por 10apartados. Cada uno de ellos posee un anexo en el que se amplía la información, ideado para evitar ambigüedades.

Para su creación, se contó con la intervención de más de 70 países. Por tanto, la norma aporta un marco internacional que será capaz no solo de aumentar la seguridad de los trabajadores y reducir los riegos, sino también de proporcionar unas condiciones laborales más seguras en todo el mundo.

La norma que se ha adoptado en Detea, sustituye a la anterior: la OHSAS 18001, en la que DETEA ya estaba certificada. Es por ello, que es necesario señalar cuáles son las principales diferencias entre una y otra:

 

ISO 45001 vs OHSAS 18001

 

  • Contexto de la organización: Es uno de los principales cambios, ya que este concepto no existía anteriormente en la norma OHSAS 18001. Según reza en el capítulo 4.1, las empresas deben contemplar tanto cuestiones internas como externas que puedan afectar y ser importantes para el sistema de gestión. De este modo introduce nuevas cláusulas para la determinación y supervisión sistemática del contexto de la organización.
  • Trabajadores y otras partes interesadas: En el capítulo 4.2 encontramos que se presta una mayor atención a las necesidades y expectativas de los trabajadores y otras partes interesadas así como la participación de los trabajadores, mientras que en la OSHAS 18001 no se incluye esta visión. Esto es interesante especialmente para identificar y comprender sistemáticamente los factores que deben gestionarse a través del sistema de gestión.
  • Gestión de riesgos y oportunidades: Descrita en los capítulos 6.1.1,6.1.2.3 y 6.1.4 según los que las empresas deben determinar, considerar y, en caso necesario, tomar medidas para abordar cualquier riesgo u oportunidad que pueda afectar (ya sea positiva o negativamente) la capacidad del sistema de gestión para obtener los resultados previstos, incluida la mejora de la salud y la seguridad en el lugar de trabajo. Por el contrario, la OSHAS 18001 solo aborda el riesgo.
  • Liderazgo y compromiso de la Dirección: en el capítulo 5.1, la ISO 45001 pone mayor énfasis para que la alta Dirección se comprometa activamente y acepte la responsabilidad de la efectividad del sistema de gestión.
  • Objetivos y desempeño: mayor énfasis en los objetivos como impulsores de las mejoras (capítulos 6.2.1,6.2.2) y la evaluación del desempeño (capítulo 9.1.1).

 

Además añade otra serie de requisitos ampliados relacionados con:

  • Participación, consulta y participación de los trabajadores.
  • Comunicación: más prescriptiva con respecto a la “mecánica” de la comunicación, incluida la determinación de qué, cuándo y cómo comunicar.
  • Compras, incluidos la contratación externa.

En definitiva, vemos cómo la implantación de la ISO 45001 promueve que la seguridad y salud en el trabajo (SST) no se trate como un factor aislado, sino que se aplique con un enfoque más global.

Pese a las notables diferencias que encontramos con respecto a la norma anterior es relativamente sencillo el paso de una a otra, siempre y cuando se cumplan los requisitos de calidad que proporcionen y aseguren un sistema sólido de prevención de riesgos laborales.

En el caso de DETEA, todos los auditores externos que han analizado y certificado a la compañía, han coincidido en destacar que su sistema de gestión se encuentra entre los diez mejores de Andalucía.

Si quieres tener más información sobre este tema, no dudes en contactarnos o puedes leer otros artículos relacionados en nuestra web detea@detea.com

 

Artículos relacionados