Cambio del diseño de las viviendas para 2021

en la categoría Blog

Después de algunos meses confinados en casa, el diseño de las viviendas presentado por los arquitectos va a cambiar para proyectar nuevas residencias con amplios espacios al aire libre.

 

Tenemos diferentes tipos de personas durante este estado de alarma:

 

1.- Aquellos que tienen jardín.

2.- Otros que disponen de patio o una terraza grande.

3.- Los que tienen balcón pequeño.

4.- Y por último los que tienen ventanas que deben sacar medio cuerpo para que les de sol, si hay suerte de que salga.

 

De esta forma se ha visto la importancia de una vivienda con unas condiciones mínimas de habitabilidad. Una vivienda que contenga una superficie mínima imprescindible por persona; por supuesto con iluminación y ventilación natural suficiente; a ser posible soleada y con vistas al exterior; con posibilidad ya si pedimos de espacios de aislamiento para cada una de las personas que en ella habitan y  por otro lado con lugares aptos para realizar esos trabajos o estudios a distancia. Y como hemos comentado anteriormente, a ser posible con un resquicio de salida al exterior en forma de terraza o balcón, donde poder tomar un mínimo de sol e incluso poder salir a aplaudir para no sentirse solo al interactuar con otras personas.

 

Estar tanto tiempo dentro de nuestro hogar nos ha hecho reflexionar un poco sobre cómo deben ser diseñadas nuestras viviendas para mejorar la calidad de vida de cada uno.

 

¿Cómo adaptaríamos nuestras viviendas para vivir de la mejor manera posible dentro de nuestras posibilidades?

 

Lo primero orientación y luz, hay que ponerle valor a la calidad del espacio, La necesidad de la proporción, que entre buena luz, buena orientación y crear ventilaciones cruzadas. Hay muchas personas que viven en espacios con escasos metros cuadrados  y muy poca luz del exterior donde se crea desorientación del espacio temporal.

 

La terraza, es otro lujo que vuelve a estar de moda. Al igual que la tendencia de mercado que tiene mucho sentido en pisos de dimensiones ajustadas de hacer una cocina de 8 m² incorporarla al salón con una isla. De esta forma se gana más espacio en el salón y no parece que la cocina es un zulo con nevera y microondas.

 

En cuanto a la parte exterior no es más que hacer una terraza amplia con la posibilidad de que si es necesario se cierra y se convierte en una habitación más. Además, se reconoce según los arquitectos que construir una terraza de 15 m² resulta más económico que una habitación de similares dimensiones dentro de la vivienda.

Cambio del diseño de las viviendas para 2021 - DETEA, Obras, Construcción e Ingeniería

 

Nuevas teorías para 2021

 

Aparte de recuperar más la importancia de conceptos como la luz, la orientación o tener más espacios exteriores. Uno de los puntos clave para este 2021 va a ser evolucionar los diseños de las viviendas para hacerlas más flexibles y versátiles.

 

Os vamos a poner el ejemplo de una vivienda en Madrid con dos habitaciones y 60 m². Podemos vender superficies más grandes sin aumentar el precio. ¿Cómo? No haciéndolo como un producto que ya esté terminado sino como un producto que el comprador compra y luego le añade las diferentes capas de acabados con sus propios medios acorde a sus posibilidades económicas.

 

De esta manera se puede vender una vivienda totalmente acabada de 60 m² y por el mismo precio una de 75 m² con el baño y la cocina completamente a estrenar, que es lo único imprescindible, pero luego será el propio comprador el que conforme a sus posibilidades económicas terminará los acabados finales.

 

Los expertos piensan que si se comercializarán viviendas con estancias cuyo uso estuviera menos definido pero fuera más generoso, la vivienda podría utilizarse de manera mucho más flexible. Por ejemplo, cada uno podría adaptar el dormitorio a zona de estar o a zona de trabajo o al uso que le vaya dando el usuario conforme a sus necesidades en cada momento.

 

De tal manera que las viviendas se venderían con cuatro piezas de 15 m² por ejemplo, y cada persona las puede configurar, unir o separar según sus necesidades a lo largo del tiempo que viva en esa casa. En vez de venderte la vivienda con los dormitorios ya estipulados, la cocina, etc.

 

En resumen, ha llegado el momento de modificar la manera de construir y diseñar las casas para pensar también en su distribución interior. Nos hemos dado cuenta que estar encerrados dentro de nuestras casas nos obliga a pensar cómo queremos que sean los lugares en los que vivimos. Hay que buscar todo tipo de flexibilidad y adaptación a nuestros hogares, para dentro de ellas, poder estar también en el exterior. No estamos nunca en nuestras casas y ahora, sin poder salir, nos damos cuenta de las incomodidades que nos provocan. Por lo que tenemos que ponerle remedio a esta situación.

 

Para más información sobre este tema no dudes en contactarnos en detea@detea.com

Artículos relacionados