Entre el arte y la eficiencia energética: 10 asombrosas fachadas que se mueven

Ladrillo, ventanas y una mano de pintura. En principio, poco más haría falta para dejar lista la fachada de un edificio sin muchas aspiraciones. Sin embargo, los tiempos cambian y las tendencias lo hacen aún más rápido; y la tecnología ha permitido que las fachadas ya no sean un elemento estático.

Así, sea para embellecer mucho más de lo habitual o para jugar a placer con la cantidad de luz y calor que entra en las estancias de un edificio, las fachadas móviles son un recurso cada vez más frecuente que da lugar a creaciones muy sorprendentes en las que elementos como el aire juegan un papel fundamental:

¿Quién necesita persianas?

la sede de la compañía metalúrgica Kiefer, en la ciudad austriaca de Graz, es un perfecto ejemplo de cómo una fachada móvil puede ser, a la vez, un elemento de diseño artístico y de control de aspectos fundamentales para la comodidad. Con un sistema de placas de yeso blanco móviles, los responsables del edificio diseñado por Ernst Giselbrecht + Partner pueden decidir si cerrar la entrada de luz de alguna parte de la construcción o del conjunto. Todo, según las necesidades de privacidad o de entrada de luz solar que se tenga en cada momento. En definitiva, un sistema de persianas a lo grande que cambia por completo la apariencia del edificio. … [Leer más]

 

 

Artículos relacionados