Sistemas de ventilación para tu vivienda

 

El código técnico de la Edificación, exige según su documento básico HS3 de calidad de aire interior, que las viviendas dispongan de medios para garantizar una ventilación adecuada, aportando un caudal de aire exterior y garantizando la extracción del aire contaminado.

Se pretende con este sistema, tal y como se define en el C.T.E., garantizar una ventilación adecuada en todas las estancias de la vivienda, de manera que se aporte un caudal suficiente de aire exterior y se garantice la extracción y expulsión del aire viciado por los contaminantes que se produzcan de forma habitual durante su uso normal.

¿Cómo se contamina el aire? Se puede ver perjudicada por varias causas:

-Falta de oxígeno, por la respiración de sus ocupantes.

-Procesos de combustión de los equipos técnicos.

-Excesos de humedad, que se suelen dar en baños y cocinas.

-Exceso de tóxicos en el interior etc…

 

Sistemas de ventilación de acuerdo a las exigencias del CTE DB HE:

  • Sistema A: Entrada natural y extracción natural.
  • Sistema B: Entrada mecánica y extracción natural.
  • Sistema C: Entrada natural y extracción mecánica.
  • Sistema D: Entrada mecánica y extracción mecánica
  • Sistemas combinados

 

El DB establece que las viviendas deben contar con un sistema de ventilación (híbrida o mecánica) de forma que el aire circule por toda la vivienda desde las estancias secas a las húmedas, gracias a la disposición de aberturas de admisión que comunican la estancia con el exterior. Las particiones que separan dichas estancias dispondrán de aberturas de paso que permitan la circulación del aire.

 

Sistema A

En los sistemas de ventilación natural sin ventiladores, se utiliza la presión del viento sobre las fachadas y los movimientos de aire por diferencias de temperatura. Este sistema se utilizaba en muchas viviendas antiguas, donde el aporte de aire exterior se recibía a través del sellado defectuoso de puertas y ventanas. En las viviendas modernas esta posibilidad se descarta debido a su incomodidad y su elevado consumo energético. En este sistema de ventilación, se toma el aire exterior a través de aberturas regulables en fachada y se extrae del interior mediante conductos verticales que dan servicio a todas las plantas de la vivienda y sacan el aire por la cubierta. Entre sus ventajas destaca su funcionamiento silencioso y que no consume electricidad. Pero los caudales de aire no están garantizados sino que dependen de las condiciones térmicas y de la presión del viento en el exterior.

Sistema B

En los sistemas de ventilación mecánica se utilizan uno o más ventiladores para realizar el recibimiento del aire. Para ello tiene un ventilador que se conecta a conductos verticales que aportan servicio a todas las plantas donde se produce la admisión del aire. La extracción se realiza en un sistema exterior que funciona de forma natural mediante rejillas en las zonas húmedas que conectan con un conducto vertical conectado con la cubierta. De esta forma se cumplen las especificaciones del CTE DB HE.

Sistema C

En este sistema la obtención de aire limpio se realiza a través de rejillas regulables por medios naturales o mecánicos que se sitúan en la fachada. La extracción del aire contaminado se hace por medio de un extractor conectado con conductos verticales a las zonas húmedas. Su ventaja principal destaca que el  caudal de aire está garantizado y que apenas necesita de mantenimiento.

 

Sistema D

Este sistema tiene la admisión y la extracción mecánica, por lo que los caudales quedan garantizados. Antes de su instalación se debe tener en cuenta el nivel sonoro de todo el sistema, que puede verse afectado negativamente por motores de baja calidad. El más frecuente es el sistema de admisión y extracción centralizada por medios mecánicos, utilizando una red de conductos para toda la vivienda. Esta instalación puede unirse en un equipo recuperador de calor formado por un intercambiador de calor, filtros de aire, un ventilador para la impulsión y otro para la extracción.

Sistemas combinados

La combinación más habitual se realiza entre el Sistema C y el Sistema D, lo que permite dar más confort en las zonas comunes de la vivienda.

 

El caudal de ventilación mínimo exigido por el CTE DB HS 3 para cada estancia de la vivienda es el siguiente:

Caudales de admisión:

  • 5 l/s (18 m3/h) por ocupante en dormitorios.
  • 3 l/s (10,88 m3/h) por ocupante en salas de estar y comedores.

Caudales de extracción:

15 l/s (54 m3/h) en aseos y cuartos de baño.

  • 2 l/s (7,2 m3/h) por mútil en cocinas.
  • 0,7 l/s (2,52 m3/h) por mútil en trasteros y zonas comunes.
  • 10 l/s (36 m3/h) por mútil en locales reservados para almacenamiento de residuos.

Si quieres tener más información sobre este tema, no dudes en contactarnos o puedes leer otros artículos relacionados en nuestra web detea@detea.com

Artículos relacionados