Previsión de crecimiento en el sector de la construcción

Las previsiones de crecimiento en el sector de la construcción en España en 2018 son positivas. Lejos quedan aquellos años de caídas en los que el mercado estaba expulsando a numerosas empresas que habían sido vitales en los años antecesores de la crisis de 2008. Al menos, en términos macroeconómicos, España está volviendo a creer, es decir, aumentan las tasas de empleo. No solo en el sector servicios, que es el más abundante, sino también en el de la construcción. Tanto es así que han irrumpido nuevas inmobiliarias en los últimos meses que se han posicionado entre las cinco promotoras más grandes de España.

 

CRECIMIENTO DEL PIB EN 2017

Recordemos que el PIB es el Producto Interior Bruto de un país. En él se refleja el valor monetario en la producción de bienes y servicios en un periodo de doce meses.

En el último trimestre del pasado año, el PIB intertrimestral aumentó un 0,7%. Por un lado, la demanda nacional ralentizó su crecimiento respecto a los tres meses anteriores (julio, agosto y septiembre) tanto el consumo privado como la inversión grupal. En cambio, volvió a aumentar la inversión en construcción residencial, según los datos de Funcas.

 

Por otro lado, las exportaciones fueron mayores que las importaciones a pesar del descenso que experimentó en los últimos meses del año. Las exportaciones de servicios notaron una bajada considerable en Cataluña, por la situación de incertidumbre. Es decir, que viajaron menos turistas a la región, en comparación con el número de personas que suele ir de media y en conjunto con el resto de España. También tuvo un leve descenso las Islas Canarias. En conjunto, en 2017, el PIB creció un 3,1%, un par de décimas por debajo en comparativa con el año anterior.

 

PREVISIONES PARA LOS PRÓXIMOS DOS AÑOS

Si las tendencias no fallan, está previsto que en los próximos dos años (2018-2019) la economía sigue creciendo en nuestro país aunque no a los niveles de 2017. Es decir, que el paro va a seguir descendiendo respecto a los últimos años. Para 2018 está previsto que aumenten los puestos de trabajo, en concreto, habrá unos 850.000 más, produciéndose un  crecimiento del 2,8%, tres décimas menos que el año anterior. Esto se debe por la evolución del consumo privado, debido al agotamiento de la demanda en los años más duros de la crisis económica que hemos sufrido en la última década.

 

El consumo público también va a descender por la prórroga de seis meses que ha sufrido los presupuestos generales del Estado, aprobado hace unos días. La inversión crecerá en el sector de la construcción debido a su recuperación en los últimos meses.

 

Para 2019 está previsto que el PIB crezca un 2,4%. El descenso se debe por la retirada de las medidas del estímulo al empleo del Banco Central Europeo (BCE). Según el informe de FUNCAS, para finales del año que viene habrá casi 20 millones de trabajadores en España, es decir, un 2,1% más que en 2018 y unos 600.000 menos antes de la crisis. Por tanto, si se cumplen estas previsiones, los datos del paro mejorarían una vez más.

 

AUMENTO DE LA INVERSIÓN EN CONSTRUCCIÓN

La inversión en el sector de la construcción en España va a crecer un 4,6% durante el año 2018, dos décimas más que el año anterior, según el informe del Instituto de Estudios Económicos (IEE). En ese informe recoge que la inversión aumentó en 2017 en un 4,4% respecto a 2016. A pesar de que en el tercer trimestre se haya frenado la inversión en construcción, no hay porqué alarmarse porque la tendencia va a seguir siendo creciente.

También informan que el crecimiento en el sector de la construcción se debe por la regeneración del mercado inmobiliario, la creación de nuevos puestos de trabajo y los bajos tipos de interés.

 

OTROS DATOS DE INTERÉS

Según el Observatorio Inmobiliario, el crecimiento del PIB entre el 2018 y el 2020 será de un 2,3%. Respecto al trienio de 2015-2017 se produce un descenso del crecimiento porque durante esos años era superior al 3%. No son datos que den a entender que vamos a iniciar otro proceso de crisis económica sino que tras unos años se subidas, el PIB vuelve a situarse en unos niveles normales de crecimiento (entre el 2 y 3%) para que la inflación no se dispare por las nubes. El sector de la construcción va a tener un considerable descenso hasta el 2,5% en 2018. En cambio, las previsiones para 2019 y 2020 serán volver a crecer por encima del 4%, como en 2017.

Por tanto, está claro lo que va a ocurrir en los próximos meses, la economía va a seguir creciendo en los próximos meses. Los datos nos lo demuestran. Se ha comprobado en tres portales diferentes y en cada uno de ellos que tienen algo en común: el sector de la construcción está en alza.

Lejos quedan ya los oscuros años de la crisis económica que se inició en 2008-2009 y que se endureció mucho más de lo que se esperaba por el hundimiento del empleo o la desaparición de numerosas constructoras que fueron clave en los años de bonanza económica. Ahora mismo hay otras que han tomado el relevo y son las promotoras principales de la actualidad. Veremos ocurrirá en los últimos años de esta década, las previsiones, al menos, son positivas.

 

Si quieres conocer un poco más sobre este tema o tienes alguna duda, deja tu comentario o escríbenos a detea@detea.com

Artículos relacionados