¿Necesita una nave industrial certificado energético?

Las Naves Industriales y la obligación de tener un Certificado Energético están generando algunas dudas. Hoy vamos a ver cómo les afecta la Ley, bajo que supuestos y excepciones.

Desde 2007, todos los edificios de nueva construcción tienen la obligatoriedad de tener certificado de eficiencia energética, por lo que las viviendas que se quieran vender o alquilar, deben tener un certificado energético.

Ya os hablamos de los certificados energéticos para las viviendas. Este certificado es obligatorio para los propietarios pero respecto al alquiler, este tiene que superar un número de meses. Si quieres vender tu vivienda se debe presentar antes de la compra, como propietario tiene la obligación de entregar este certificado. Si necesita más información sobre ello puedes hacerlo entrando en el procedimiento en la página del BOE.

En el caso de los edificios de carácter industrial, que es el caso de lo que vamos hablar hoy, si deben tener un Certificado de Eficiencia Energética, pero con algunas diferencias. En el Artículo 2.2 del R.D.235/2013 se establecen las excepciones a la Ley, dentro del texto encontramos lo siguiente: Se excluyen del ámbito de aplicación:(…) Edificios industriales, (…) o partes de los mismos, en la parte destinada a talleres, procesos industriales…

Por lo que no se certificará la mayoría de las superficies de las Naves Industriales, ya que no existe obligación legal de presentar el certificado de inmuebles industriales que se encuentre registrado como taller o almacén. Tampoco es obligatorio para ningún tipo de estacionamiento, independientemente del tipo de edificio en que se encuentre.

A continuación, indicamos una serie de aspectos a tener en cuenta en edificios industriales:

 

Exención de certificación energética en edificios industriales

Locales no habitables:

Estos no están obligados a realizar un certificado eficiencia energética. Pero cuando el local se acondicione y pueda ser habitable, éste ya si deberá tener un certificado de eficiencia energética, por ser una obra nueva.

 

¿Tienen que certificarse las oficinas de una nave, almacén, taller de reparación ubicadas dentro de su actividad?

-Quedan excluidos del ámbito de aplicación del citado Real Decreto la parte de los edificios industriales destinada a talleres y a procesos industriales.

-En el caso de unas oficinas, éstas deberían certificarse cuando se alquile o venda el edificio, si bien únicamente en el caso de que tengan una superficie útil igual o superior a 50 m2.”

-Partes de la nave que cuentan con algún tipo de protección oficial por su valor histórico o arquitectónico.

-Construcciones de carácter provisional,  (no supere los 2 años).

-En caso de que una nave necesite reformas importantes y se venda, podrá estar también exenta de certificado energético, aunque el notario deberá dejarlo reflejado en la escritura.

 

Los certificados energéticos en oficinas: Las oficinas lo requieren cuando se vaya a poner a la venta o alquile el edificio, únicamente cuando no sea superior a los 50 m2.

Por lo que quedarían exentas las pequeñas naves industriales y talleres, los cuales pueden ubicarse habitualmente en zonas urbanas.

Las naves diáfanas y la certificación energética: En los último años de está dando el caso de que algunas naves industriales se completan en su estructura exterior. En este caso el propietario nuevo debe realizar las reformas para hacerlo habitable y solicitar la licencia de actividad.

 

Definitivamente,  los certificados energéticos no son obligatorios para aquellas instalaciones que no estén destinadas para ser habitadas. Por lo que al no estarlo, el consumo energético no es equiparable a la de un inmueble, que si se destina a ser habitado.

 

Pero los trámites que si son necesarios para la construcción de una nave industrial son:

-Es necesario contratar un estudio geotécnico del terreno. De esto se encarga el promotor.

-El promotor tiene que realizar el encargo de los proyectos que sean necesarios para la construcción y la firmarán tanto el promotor como los autores del proyecto.

-Debe enviarse la documentación para poder redactar el proyecto. (Descripción del proyecto)

– Hay que realizar el proyecto y visionarse en el colegio profesional.

-Presentar en el ayuntamiento el proyecto que solicite la licencia de obra mayor.

-Esperar el tiempo estimado para que se conceda la licencia.

-Se contrata la constructora. (plan de seguridad, apertura del centro de trabajo, y se realiza el resto de documentación)

-Cuando se conceda la licencia, y este contratado el contratista, se hace un acta de replanteo en el Ayuntamiento.

-Al acabar la obra, se realizará el certificado final de obra., al que se adjuntarán todos los planos y cambios que haya habido durante la obra.

– Por último, tiene que firmarse el acta de recepción de la obra, y hacer el Acta de Recepción de la Obra, que tiene que ir firmada por el contratista como por el promotor.

 

 

Si quieres tener más información sobre este tema, no dudes en contactarnos o puedes leer otros artículos relacionados en nuestra web detea@detea.com

 

Artículos relacionados