Lugares emblemáticos de Andalucía

Hoy celebramos el Día de Andalucía, una fecha muy especial tanto para los residentes como para aquellos que ya no viven dentro de la Comunidad Autónoma. Celebrado con gran animación en las ocho provincias, recordando la historia, importancia y evolución de la región. Es un día a lo largo y ancho de las ocho provincias, ensalzamos nuestras raíces y observamos con orgullo la huella que ha dejado el paso del tiempo en cada rincón de nuestra tierra.

 

DETEA también es testigo de la importancia de Andalucía para España y, por ello, sigue trabajando día a día para situarse a la vanguardia del sector y representar con credenciales a la comunidad, tanto creando innovadores construcciones, como haciendo gala de la marca andaluza dentro y fuera de Andalucía.

 

Y aunque nuestra Comunidad Autónoma esté trabajando por crear innovadores edificios utilizando materiales reciclables y apostando por la sostenibilidad, no podemos olvidar algunos de los monumentos y lugares más emblemáticos de Andalucía. En el post de hoy os traemos algunos de ellos, que siguen siendo admirados por turistas y habitantes, un orgullo del legado de nuestra tierra y que sigue inspirándonos día a día.

 

  1. La Alhambra de Granada

 

Una de las grandes maravillas del mundo visitada por cientos de personas anualmente. La Alhambra aúna en su espacio palacios, jardines y fortalezas, guardando una ciudad tras sus puertas, que se protegía del asalto de enemigos. Situada en alto, la conforman principalmente la Alcazaba, los Palacios Nazaríes y los Jardines del Generalife, así como el famoso palacio de Carlos V, de construcción posterior.

 

Nos remontamos al siglo IX para establecer los orígenes de este complejo, época en la que se utilizaba la Alcazaba como refugio. Sin embargo, no fue hasta el siglo XIII que se utilizó como la residencia de los reyes con la llegada de Mohamed I. Fueron sus sucesores quienes fueron encargando las distintas ampliaciones de los palacios, convirtiéndose en la obra cumbre del arte islámico. Decorada con enormes jardines llenos de árboles aromáticos, entre sus estancias más emblemáticas encontramos el Patio de Los Leones y el Palacio de Comares, decorado con impresionantes mocárabes y columnas de mármol blanco.

 

  1. Mezquita de Córdoba

 

Uno de los monumentos religiosos más reconocidos en nuestro país, La Mezquita de Córdoba es una de las grandes representaciones del arte islámico en Andalucía. Erigida entre los siglos VIII y X, fue adaptada a la tradición cristiana tras la conquista de la ciudad. A través de la Puerta del Perdón, accedemos a una hilera de naranjos y palmeras, rodeado por arcos de herradura, situándonos en el famoso Patio de los Naranjos. Decorada por columnas de jaspe, mármol y granito, es una auténtica joya arquitectónica repleta de mosaicos bizantinos y mocárabes, así como compuesta por esplendorosas cúpulas.

 

  1. Plaza de España, Sevilla

 

Realizada por el arquitecto Aníbal González, fue llevada a cabo para conmemorar la Exposición Iberoamericana de 1929. Esta hermosa construcción tiene una superficie total de 50.000 metros cuadrados, siendo edificados 19.000 de ellos, contando con un canal que bordea las construcciones y unida por cuatro puentes, recordando a los antiguos reinos de España. Es sorprendente la decoración cerámica y el uso de ladrillo visto, sus amplios techos sostenidos sobre columnas de mármol. Tiene una clara influencia renacentista, utilizando las grandes columnas marmóreas, los medallones con rostros y los artesonados. Por otro lado, las dos torres situadas a cada lado de la plaza nos recuerdan al estilo barroco. En el centro, una gran fuente adorna la plaza.

 

Como curiosidad, la plaza cuenta con 48 bancos que representan a las provincias peninsulares y a los dos archipiélagos de España. Cada una está decorada con su escudo, mapa y un azulejo que relata un hecho histórico del lugar.

 

  1. Puente Nuevo de Ronda, Málaga

 

Nos encontramos frente a una obra de ingeniería sorprendente. Tras el derrumbe del primer puente de la ciudad, se inició el proyecto de construcción de un segundo puente, edificado entre 1751 y 1793. Une las zonas antiguas y modernas de la ciudad, situándose sobre la enorme garganta del Tajo de Ronda, de más de 100 metros de profundidad.

 

El puente construido de sillería de piedra, está conformado por un arco central de medio punto, apoyado sobre otro más pequeño por el que discurre el río. Arriba, se hayan las dependencias del puente, que en otra época fueron usadas como prisión. Toda una proeza de ingeniería que sigue custodiando la ciudad hasta nuestros días.

 

  1. Puerta de Tierra, Cádiz

 

Antaño, las ciudades eran rodeadas por imponentes murallas, que guardaban la ciudad de los posibles ataques de enemigos. Puerta de Tierra es un trozo de lo que queda de la gran muralla de la ciudad gaditana, que data del siglo XVI y sufrió distintas reformas hasta su culminación en el siglo XVIII. Una portada de mármol se sitúa en el centro de la construcción, la fachaba nos recuerda a un antiguo arco de triunfo. El Torreón se construyó en 1850, de forma que pudiera establecerse una línea de telegrafía óptica que podía enviar mensajes a Madrid en casi dos horas.

 

  1. Palacio de las Cadenas de Úbeda, Jaen

 

Este palacio renacentista alberga la sede del ayuntamiento de la ciudad desde 1850. Situado en la plaza Vázquez de Molina, construido en el siglo XVI y rodeado por enormes cadenas que rodean la lonja y que le dan ese popular nombre al edificio. Ideado por el arquitecto Andrés de Vandelvira, planteó la estancia como si fuera una casa romana, con un gran patio en su centro. Combinando mármol blanco, bóvedas blanqueadas y piedra dorada, nos transporta a un clásico edificio florentino. El palacio se encuentra presidido por dos leones de piedra, que simbolizan la ciudad. Como curiosidad, fue habitado por las madres dominicas y aun conserva su calidad cromática.

 

  1. Antigua Estación de Ferrocarril, Almería

 

Diseñada por la Escuela del famoso escultor francés Alexander Gustave Eiffel, fue erigida en 1893, para albergar los trenes que ayudarían a transportar minerales desde Sierra Morena al puerto de Almería. Es una construcción de hierro y cristal, elevada sobre una plataforma rectangular y con fachada en todos sus frentes, dándole gran vistosidad a la Plaza de la Estación y a los diferentes andenes. Cuenta además con cerámica policromada, que le da un toque afrancesado. Actualmente se encuentra en desuso, pero se mantiene como un ejemplo de belleza arquitectónica modernista en el que se aúnan estilos como el barroco o el mudéjar, y que sigue trayéndonos a la memoria el pasado del ferrocarril.

 

  1. Monasterio de la Rábida, Huelva

 

Uno de los lugares más importantes de la historia del descubrimiento de América se encuentra en Palos de la Frontera, Huelva, donde este convento franciscano alberga el lugar en el que se planeó el viaje de Cristobal Colón. Construido entre los siglos XIV y XV, contiene una iglesia de estilo gótico-mudéjar adornado con diferentes objetos conmemorativos que recuerdan la historia del descubrimiento del Nuevo Mundo. De 2139 metros cuadrados de extensión, ha sufrido diferentes modificaciones con el paso del tiempo, sobre todo tras el terremoto de Lisboa, que afectó a la zona. El edificio cuenta con una clara influencia mudéjar, que se observa tanto en la iglesia como el claustro.  Como curiosidad, allí estuvo residiendo Cristobal Colón mientras preparaba el proyecto para emprender el viaje.

 

Este paseo por las distintas provincias de Andalucía, nos deja una cosa clara: la riqueza arquitectónica de nuestra tierra es incalculable. Feliz Día de Andalucía.

 

 

 

 

Si quieres tener más información sobre este tema, no dudes en contactarnos o puedes leer otros artículos relacionados en nuestra web detea@detea.com

 

Artículos relacionados