Los nuevos sistemas de control para la vivienda

Convivir rodeados de tecnología ya no es una novedad. Los avances de esta industria son gigantescos y, afortunadamente, no parece que el ritmo de crecimiento y las posibilidades de mejora vayan a frenar pronto. En el sector inmobiliario, la domótica está tomando un papel principal y ya son muchos los que se decantan por comprar una vivienda inteligente.

Según un estudio elaborado por la consultora Context, alrededor del 40% de los españoles tendrían interés en vivir en una en los próximos años. Las smart homes han dejado de ser el futuro para convertirse en el presente. Esto, entre otras cosas, se debe al desarrollo de nuevos sistemas de control cada vez más accesibles y que actualmente encontramos en el mercado.

 

¿Qué son los sistemas de control?

Antes de ahondar en la utilidad de estos sistemas de control para tu hogar, queremos dejar claro a qué nos referimos con este término. De forma sencilla, podemos decir que se trata de una red de hardware, comunicación e interfaces capaz de trabajar en armonía para automatizar a través del control electrónico diferentes funciones domésticas gracias a Internet. De este modo, es posible controlar la iluminación, la temperatura o las alarmas únicamente desde tu Smartphone, tablet u otro dispositivo digital. Si a esto le sumamos la existencia de altavoces como el Home Pod de Apple, el Echo de Amazon y el Home de Google los límites se amplían simplemente a través del reconocimiento de órdenes por voz. Y es que, ¿quién no ha soñado alguna vez con dar una orden y que se haga realidad al instante?

El éxito del funcionamiento de esta tecnología se debe, a grandes rasgos, a la instalación de sensores en cada equipo y conectados por WIFI.

Los nuevos sistemas de control para la vivienda - DETEA, Obras, Construcción e Ingeniería

¿Qué aplicaciones tiene?

 Control de iluminación: se trata de una manera perfecta de aprovechar al máximo la iluminación del hogar. Estos sistemas  inteligentes se ayudan de productos ideados para encender, apagar, regular la intensidad y ajustar el color y la temperatura de la luz. Ejemplo de ello son las nuevas propuestas luminosas de IKEA o Xiaomi.

 

Control de persianas: Muy relacionado con el control de la iluminación está el uso automatizado de persianas que hace posible decidir en qué medida queremos dejar pasar a luz natural del exterior a interior de la vivienda. Como también ocurre en el caso de las bombillas y paneles de iluminación artificial, es posible controlarlas de manera individual o actuar sobre varias persianas al mismo tiempo.

Control de la calefacción: Gracias a esta tecnología, también puedes adecuar tu hogar a las necesidades térmicas, incluso cuando no estás en casa. Muchas marcas han apostado ya por productos similares como es el caso de Evohome. Calentar o enfriar por zonas es otra de las acciones que puedes llevar a cabo con un sistema de control de este tipo.

Control de electrodomésticos: Desde lavadoras que dosifican el detergente hasta robots aspiradores; pasando por hornos que podemos precalentar para que estén listos cuando lleguemos a casa. Incluso frigoríficos cuyo interior y contenido podemos ver desde el móvil. Las opciones son infinitas y las comodidades sin precedentes.

 Estos son solo ejemplos de las numerosas aplicaciones que pueden tener los sistemas de control domésticos de entre los que también destacan la monitorización de cámaras y sistemas de seguridad y alarmas, el control anti inundaciones y, por qué no, las alertas de email a tiempo real.

 

¿Qué beneficios aportan los sistemas de control?
  •  Eficiencia energética: En un mundo que vira cada vez más hacia lo sostenible, es primordial que las tecnologías aporten un plus de eficiencia en este sentido. Los sistemas de control hacen posible que se reduzca el tiempo que las luces o la calefacción, por ejemplo, estén encendidos y solo se activen cuando haya personas dentro de las habitaciones. De este modo el ahorro es considerable por lo que se trata de una ventaja que también afecta al bolsillo.

 

  • Comodidad: Sería impensable que los cambios que se introducen en la vivienda no fueran para hacerla más habitable. Si existe alguna máxima sobre qué debe ser imprescindible en un inmueble, esta sería sin duda que proporcione confort a sus habitantes. El hecho de poder configurar rápidamente y por antelación la temperatura o incluso el poder seleccionar el hilo musical que suena de forma automatizada, hará que sientas que tu casa es el lugar más agradable en el mundo. Si añadimos que puede hacerse de forma remota y directamente desde dispositivos móviles con apenas un par de clics, la comodidad está garantizada.

 

  • Aumento de la seguridad: Con los sistemas de control puedes contar con avisos inmediatos de incendio o robo gracias a sus detectores, o conocer el nivel de monóxido de carbono entre otras muchas funcionalidades.

 

Si quieres tener más información sobre este tema, no dudes en contactarnos o puedes leer otros artículos relacionados en nuestra web 

Artículos relacionados