Las mejores ciudades con carril bici

Las ciudades cambian cada año a velocidad de vértigo, adaptándose a las necesidades de la población, facilitando su día a día. En materia de sostenibilidad, la construcción sigue teniendo un papel esencial a la hora de seguir desarrollando el futuro de la sociedad, y no solo cuando nos referimos a la edificación de viviendas. Uno de los rasgos más importantes, que poco a poco se van adaptando a todos los municipios, es la movilidad, que afecta diariamente a miles de personas. Actualmente, el transporte no solo depende de autopistas y carreteras, sino que también se adapta a proyectos más ecológicos como son los carriles bicis, una medida óptima como alternativa a enfrentarse a los interminables atascos producidos por coches y autobuses.

 

Ahora, las posibilidades de desplazamiento han aumentado, no solo por tratarse de opciones sostenibles, sino también por las facilidades que dan las bicicletas para moverse dentro de las grandes ciudades, donde el tráfico aflora. Paulatinamente, las ciudades van incorporando vías especiales para estos medios de transporte, facilitando su uso y manteniendo zonas verdes habilitadas para su tránsito. Hay ciudades que ya son conocidas mundialmente por estas zonas adaptadas a bicicletas, gracias a su viabilidad y a su gran afluencia de uso.

 

  1. Copenhague, Dinamarca

 

La ciudad más popular en el mundo por su gran afluencia de tráfico ciclista es Copenhague. La capital danesa cuenta con amplios carriles destinados a las bicis, con espacios en la carretera destinados a este fin, de forma que no se entorpezca el tráfico y se agilice el paso de este transporte. Cuenta con más de 390 kilómetros de rutas para recorrer y, como curiosidad, el 80% de sus ciudadanos utilizan este medio, ya sea en verano o en invierno.

 

En cuanto a Dinamarca, el país tiene más de 12.000 kilómetros de carril bici señalizado, aunque la mayor parte de la población que utiliza la bicicleta reside en la capital. Su claro compromiso con la sostenibilidad ayuda a crear rutas alternativas en bici, que permiten llegar rápidamente a todos los puntos de la ciudad, ya sean parques, playas, atracciones o el mismo centro de la metrópolis. No es extraño ver una gran marea ciclista en horas punta, ya sea en traje, en uniforme o con vestuario de calle.

 

  1. Amsterdam, Holanda

 

Si hay un país conocido por su fuerte costumbre de moverse en bicicleta, esa es Holanda. En el país hay en torno a unos 17 millones de ciclistas, de los cuales 800.000 son solo de Amsterdam. Esta ciudad cuenta con un total de 500 km de carril bici, seguida de cerca por otros municipios famosos como Utretch y Eindhoven.  Amsterdam está perfectamente preparada para acoger una gran afluencia de bicicletas, con anchos carriles bici bien pavimentados, sus propios semáforos y señales de tráfico. Disponen de espacio suficiente para procurar una buena circulación en paralelo, pudiendo realizar adelantamientos con seguridad. De hecho, son las bicicletas las que tienen preferencia de circulación, así como hay disponible parking para este transporte.

 

Como curiosidad, esta tradición tiene hasta su propia embajada, la Dutch Cycling Embassy. El surgimiento de esta costumbre se remonta hasta antes de la Segunda Guerra Mundial, cuando ya se utilizaba la bicicleta para desplazarse al trabajo. Aunque más adelante se impuso el automóvil en Holanda, la trágica muerte de 3.300 muertes a causa de accidentes de tráfico en 1970 supuso un punto de inflexión. Surgió entonces el movimiento Stop de Kindermoord, que llamaba a la seguridad y a evitar el derroche de energía, lo que llevó de nuevo a un alzamiento del uso de bicis en la ciudad.

 

  1. Estrasburgo, Francia

 

Conocida como la ciudad francesa con mayor costumbre ciclista, Estrasburgo cuenta con un total de 560 kilómetros de carril bici. La capital alsaciana se encuentra entre las mejores ciudades habilitadas para el tránsito de bicicletas. De hecho, posee una ruta ciclista franco-alemana mezcla naturaleza y patrimonio histórico, con 85 kilómetros de vía junto al río Rin.

 

Al ser el centro de la ciudad peatonal, es genial el uso de bicicleta para desplazarse dentro de la zona urbana, repleta de canales, parques y mucha historia. Ciudades como Burdeos, París o Nantes le siguen de cerca en el podio francés.

 

  1. Amberes, Bélgica

 

Una oportunidad única para el turismo y el deporte. La ciudad está conformada por una red de circuitos para bicis, lo que permite libremente la circulación de este transporte, pudiendo llegar fácilmente a los lugares más emblemáticos de la ciudad, como la Catedral, el Museo MAS, la Estación Central y el puerto. De hecho, es una ciudad preparada turísticamente para ser visitada en bicicleta, evitando el tráfico intenso y favoreciendo el acceso al casco histórico, que es peatonal. Ciudades como Brujas, Bruselas o Gante también cuentan con una buena red de carriles bici que permiten el paso de ciclistas fácilmente dentro de la ciudad.

 

  1. Sevilla, España

 

Finalizamos hablando de una ciudad española, Sevilla, que cuenta con un amplio carril bici de 160 km. Seguida de cerca por Barcelona y Valencia, Sevilla es la ciudad española más comprometida con el uso de bicicletas como medio de transporte. Cuenta con una pasarela para desplazarse sobre el río Guadalquivir, y permite el acceso fácil a la zona centro de la ciudad. De hecho, cuenta con un servicio público de bicicletas y diferentes estaciones en puntos clave, de forma que permite la llegada rápida a un destino y su aparcamiento. Además, al ser una ciudad que cuenta con buen tiempo la mayor parte del año, nunca es incómodo moverse en bici.

 

 

Aun así, mucho le queda a España para alcanzar a otras ciudades europeas tan comprometidas con el uso de la bicicleta, una medida sostenible y eficaz de llegar a tu destino, a la vez que haces deporte. Los centros urbanos están cada vez más colapsados de peatones y automóviles, inundando de humo y ruido, lo que está llevando a la peatonalización de zonas. La bicicleta es la única forma de poder acceder de forma rápida dentro de la ciudad, por lo que la construcción y diseño de un buen carril bici es esencial para seguir mejorando los desplazamientos.

 

 

 

 

Si quieres tener más información sobre este tema, no dudes en contactarnos o puedes leer otros artículos relacionados en nuestra web detea@detea.com

 

Artículos relacionados