ENTREVISTA ANA CHOCANO, PRESIDENTA DE CEACOP

 

  1. Lleva algo más de un año al frente de CEACOP, y la conoce perfectamente ya que se encuentra vinculada a la organización desde hace 15 años, ¿cómo evalúa el trabajo que realiza la asociación y el papel que desempeña?

La asociación ha realizado una labor encomiable durante sus más de 22 años de existencia. Hemos pasado diferentes momentos, a veces especialmente difíciles debido a la coyuntura económica que afectó a todos los sectores de actividad, sobre todo al nuestro.  Pero a pesar de las adversas circunstancias, Ceacop no ha cesado su actividad y su empeño como defensora de los intereses de las empresas de la construcción y la ingeniería en Andalucía.

Para ello hemos contado con el apoyo de todas nuestras empresas asociadas, que han logrado sobreponerse a estas circunstancias adversas. Y también es necesario mencionar a todas las que no han conseguido superar el momento y que hasta sus últimos esfuerzos lo intentaron. De ellas hemos aprendido mucho.

Pero sobre todo debemos destacar el empuje de los empresarios que están detrás de las empresas; ellos son los verdaderamente importantes. Los que se han empeñado todo este tiempo en sacar adelante sus empresas pensando sobre todo en sus trabajadores.

Nuestro objetivo es poner de relieve el trabajo de las empresas andaluzas, de nuestros asociados, destacar su capacidad técnica y humana para ejecutar las infraestructuras necesarias para el desarrollo de nuestra región, colaborando así en el fortalecimiento de nuestro tejido empresarial y en la creación de empleo.

Desde la asociación hacemos un seguimiento a las inversiones en obra pública en nuestra tierra, y trabajamos para que las administraciones inviertan más en infraestructuras y realicen proyectos constructivos de calidad. Estamos convencidos de que invertir en infraestructuras es la mejor inversión de carácter social que se puede hacer, y con esta meta trabajamos.

 

  1. ¿Cuánta necesidad de obra pública tiene Andalucía en la actualidad?

En Andalucía existen muchas infraestructuras por ejecutar, tenemos a medias el plan de saneamiento de los municipios, el corredor mediterráneo o el desarrollo de las redes de transportes colectivos en las áreas metropolitanas más pobladas, entre otras actuaciones.

Además, tenemos la necesidad de conservar las infraestructuras ya existentes. Es muy importante un plan de renovación de firmes que permita mantener nuestra red de carreteras de acuerdo con los parámetros de calidad y seguridad, la reposición de las redes de abastecimiento de agua, la renovación del parque público de viviendas o un plan de conservación de edificios dotacionales: centros docentes, centros de salud, etc.

 

 

 

  1. ¿Qué infraestructuras son prioritarias en este momento según su criterio?

Por citar algunas actuaciones pendientes y de gran relevancia para el desarrollo de nuestra región podemos destacar el Corredor Mediterráneo. En estos momentos es primordial la conexión mediante línea ferroviaria desde Algeciras hasta Almería, y de aquí a Murcia para conectar Andalucía con el resto de Europa a través del Corredor Mediterráneo. Es inexplicable la lentitud en la ejecución de esta infraestructura fundamental para nuestra región y para la cohesión territorial.

Es imprescindible que se reestablezca la conexión por tren entre Antequera y Granada, cerrada al tráfico desde 2015, la conexión entre Granada y Almería, y que se construya la vía que debe comunicar Almería y Murcia.

Otra de las asignaturas pendientes es el Plan de Depuración y Saneamiento de Andalucía, que se encuentra a medias. De las 300 actuaciones declaradas de interés para la Comunidad por el Consejo de Gobierno en octubre de 2010, apenas se ha actuado sobre un 40%, con las consiguientes consecuencias negativas tanto a nivel ambiental como económico para Andalucía. Además de suponer un incumplimiento de las directas europeas, que suponen procedimientos sancionadores e incluso multas.

 

  1. En los últimos tiempos parece que están aumentando las licitaciones de obra pública, ¿a qué cree que se debe? ¿cuál es para usted la importancia de que esto se esté produciendo?

 

Es esta una percepción no del todo cierta, basada en dos hechos principalmente.

Uno fue el que experimentamos a principio de año con la entrada en vigor de la nueva Ley de Contratos del Sector Público. En este caso, los primeros días del mes de marzo asistimos a una concentración del número de licitaciones provocado por la entrada en vigor de la nueva Ley el día 9 de dicho mes. Este hecho fue debido a que las administraciones no habían adaptado a tiempo los pliegos de licitación conforme las exigencias de la nueva ley de contratos, y se vieron obligados a licitar muchas de las actuaciones previstas para 2018 con premura, antes de que la nueva norma fuese efectiva. Esto supuso en su momento que las empresas nos viésemos colapsadas a la hora de presentar nuestras proposiciones en plazos ajustados. Y sin embargo aún hoy muchos de estos procedimientos de contratación se encuentran aún sin adjudicar.

 

Por otro lado, las elecciones andaluzas también han supuesto otro espejismo de repunte en la licitación. En época electoral se aumenta el número de licitaciones y de anuncios de próximas obras. Si las convocatorias electorales sirven para ejecutar las infraestructuras que necesitamos, bienvenidas sean, pero nuestra experiencia nos dice que una cosa es lo que se anuncia y se licita, y otra cosa es lo que se adjudica y se ejecuta.

 

La realidad es que las inversiones públicas siguen siendo insuficientes, y aún quedan lejos de los 2.800 millones de euros anuales que necesitaría la obra pública en nuestra región para hablar de recuperación del sector.

 

  1. ¿Cómo beneficia la unión entre empresas del sector y las relaciones entre las mismas en el crecimiento de la industria constructora?

El tamaño de las empresas constructoras e ingenierías andaluzas es pequeño en comparación con las empresas del sector a nivel mundial. Por lo cual se hace necesario aunar esfuerzos si queremos ser más fuertes y competitivas, especialmente en mercados fuera de Andalucía.

Es por eso por lo que dentro de la asociación propiciamos las sinergias para la formación de UTE´s y alianzas estratégicas para que nuestras empresas aprovechen sus fortalezas dentro y fuera de Andalucía.

 

  1. El pasado mes de noviembre nos acompañó a la gala de nuestro 30 Aniversario, donde repasamos brevemente la situación de la industria y la trayectoria de nuestra empresa, ¿dónde sitúa a Detea actualmente en el sector?

Sin duda, DETEA es un ejemplo de superación y saber hacer. Después se superar una época difícil, que como decíamos nos tocó vivir especialmente a las empresas del sector de la construcción, DETEA se ha reinventado, ha diversificado sus líneas de actividad, y se ha hecho más fuerte. Es una empresa altamente solvente y con mucha proyección de futuro.

 

  1. ¿Qué puntos clave quedan por mejorar en la región para favorecer un mayor crecimiento del sector?

Fundamentalmente aumentar el volumen de inversión en obra pública, construir las infraestructuras pendientes y necesarias para el desarrollo socioeconómico de nuestra región, así como invertir en la conservación de lo ya construido.

La mejora del sector pasa también por mejorar la forma de contratar. Bajo el paraguas de la nueva ley, las adjudicaciones deben responder a una mejor relación calidad- precio, y no al precio más bajo, evitando así contratos irrealizables por precio. Exigimos una mayor planificación de los proyectos a ejecutar, que se ajusten a la realidad y las necesidades reales.

De igual modo, acabar con la competencia desleal a las que nos enfrentamos con las empresas públicas. Las Administraciones deben minimizar sus encargos a sus medios propios, que son menos eficientes, y licitar en procedimientos dirigidos a la empresa privada.

Si quieres tener más información sobre este tema, no dudes en contactarnos o puedes leer otros artículos relacionados en nuestra web detea@detea.com

 

Artículos relacionados