CÓDIGO ÉTICO DETEA

Dentro del proceso de implantación del Modelo de Prevención de Riesgos Penales (“Compliance”) que está llevando a cabo DETEA, se ha aprobado el CÓDIGO ÉTICO Y DE CONDUCTA de la Organización, que queda bajo la supervisión y control del Órgano de Cumplimiento Penal que la entidad ha constituido y dotado de las responsabilidades que le son propias.

La aprobación del citado CÓDIGO ÉTICO Y DE CONDUCTA supone un paso más en la firme decisión de la Entidad y sus directivos de ahondar en la cultura ética y de cumplimiento empresarial, siendo su objetivo dar a dicho Código la máxima la difusión tanto interna (entre sus empleados) como externa (entre los terceros con los que se relaciona: clientes, proveedores, autoridades y demás grupos de interés).

Así, se parte de una Declaración de Principios y Valores que rigen la Compañía, y que son:

  • El respeto a la legalidad
  • La integridad ética
  • El respeto a los derechos humanos
  • La transparencia y justicia en las prácticas de negocio
  • El respeto a la dignidad y la igualdad de oportunidades y no discriminación
  • La calidad y excelencia profesional respecto a mercados y clientes
  • La responsabilidad social

Con la base de dichos valores, se establecen las obligaciones y normas de conducta de la organización, tanto en sus vertientes interna como externa, regulando los aspectos relativos a la conducta de los miembros de la entidad y, entre ellos:

  • El compromiso con el cumplimiento penal y el cumplimiento normativo en general
  • El compromiso con el respeto a los derechos humanos y las libertades públicas
  • La defensa de la libertad, la no discriminación y la conciliación
  • El respeto a la intimidad, el compromiso de confidencialidad y el uso responsable de los datos de carácter personal
  • El compromiso de integridad y la lucha contra la corrupción
  • La actuación responsable ante los conflictos de interés
  • El uso apropiado de los recursos de la empresa
  • El cumplimiento en materia de seguridad y salud en el trabajo
  • El trabajo en equipo, la colaboración y la búsqueda del crecimiento profesional
  • La defensa de la imagen de la entidad.

Asimismo, se desarrollan las normas de conducta de la entidad en relación a cada uno de los grupos de interés con los que se relaciona: socios y partícipes de la compañía, proveedores, subcontratistas, profesionales externos y colaboradores en general, clientes, Administraciones Públicas, funcionarios y autoridades, asociaciones, sindicatos, organizaciones empresariales, competidores y la sociedad en general.

Finalmente, se identifica al órgano encargado de asegurar el cumplimiento del Código Ético y de Conducta, estableciéndose los mecanismos de resolución de dudas o consultas respecto al mismo.

Puede consultar el contenido íntegro del CÓDIGO ÉTICO Y DE CONDUCTA de DETEA en el siguiente enlace: Código Ético y de Conducta