¿Cómo se hace la tasación de una vivienda?

A la hora de lanzarse a comprar o vender una vivienda, hay que tomar muchas decisiones que afectarán de forma relevante al proceso de compraventa. Es por ello que no debemos hacerlo a la ligera. Una de las cosas fundamentales que no podemos ignorar es asegurarse de cuál es el valor real que tiene el inmueble. Contar con esta información nos ayudará, por ejemplo, durante la negociación. Por todo esto, hoy os traemos algunos puntos clave para realizar la tasación de una vivienda.

No es habitual encontrar compradores que pidan la tasación previa de la vivienda ya que esto suele realizarlo el banco una vez que el particular acude a pedir financiación. Sin embargo, es posible encargarlo por cuenta propia a un tasador profesional siempre y cuando este sea un experto (arquitecto o ingeniero preferiblemente) y su actividad esté homologada por el Banco de España. Esto último es de vital importancia conocerlo, ya que podemos encontrar con asiduidad agencias que ofrecen estimaciones gratuitas online que no cuentan con valor jurídico y que solo servirán, por tanto, como mera orientación. Puedes acceder a esta evaluación por un precio de entre 200 y 300 euros aproximadamente.

Cuando hablamos de tasación, nos referimos a un certificado que, básicamente lo que muestra es una comparación del piso visitado con otros similares que también se encuentren en venta. Se intenta que al menos la relación se establezca entre seis inmuebles diferentes también llamados testigos. Por tanto, el proceso de tasación de un edificio es complejo, ya que no es tarea fácil reflejar numéricamente un valor que englobe todos los factores que influyen en esta cuestión.

Lo primero que debemos hacer al acudir a un tasador profesional, antes de que este evalúe las características de la vivienda, es pedir una nota simple al Registro de la Propiedad para que el tasador pueda cerciorarse de que los datos ofrecidos por el solicitante coinciden con la realidad. Asimismo, se requiere una copia de la escritura de la casa de manera que se puedan cotejar los datos con el catastro y con los del ayuntamiento en el que se encuentre.

Una vez hecho esto, el tasador se desplaza al edificio para realizar un informe en el que no solo se refleja el valor de la vivienda sino que también se recogen datos urbanísticos, registrales y catastrales, el plano, los linderos o servidumbre  e incluso se añaden las cargas que pudieran existir o si habita algún inquilino.

A continuación te mostramos cuáles son los principales factores que afectan en la estimación del valor de una vivienda:

El estado del edificio: parece lógico pensar que en la estimación afecta el hecho de que la vivienda esté o no rehabilitada. Además el tasador toma nota de si el edificio ha pasado la inspección técnica de los edificios, de cómo es el exterior y de si este se corresponde con el aspecto interior de la vivienda, ya que a veces una espléndida fachada esconde casas que dejan mucho que desear o viceversa.

Superficie: gracias a la tasación, podemos hacer constar algo tan elemental como  cuántos m2 posee la vivienda, pues variación de superficie en algunas ciudades, puede suponer una diferencia significativa del valor del inmueble.

Ubicación: Este es otro factor que debe aparecer necesariamente en el informe ya que repercute en el confort de los habitantes. Con esto nos referimos a si se encuentra en una buena zona, si la combinación con el transporte público es buena y amplia, si posee vistas bonitas, si es posible que entren ruidos de forma frecuente (por ejemplo, si está cerca de una zona de bares, de carretera o vías de tren) etc.

Iluminación: Lo esencial en este punto es conocer la orientación al sol de la vivienda, que dependerá y está íntimamente relacionada también con la ubicación de la misma. Una vivienda en la que entre mucha luz natural durante un gran número de horas (orientada al suroeste) será mejor aceptada por el comprador que una que no presente esta característica y sea oscura y requiera gastar mucha energía en los meses de invierno. Por esta misma razón, además hay que dejar constancia de dónde están las ventanas y cómo y cuántas son. También es importante recoger si cuenta con el certificado energético.

¿Cómo se hace la tasación de una vivienda? - DETEA, Obras, Construcción e Ingeniería

Distribución: La distribución de la casa casi más importante que el hecho de que esta sea mayor o menor. Si esta es de grandes dimensiones pero cuenta con una distribución caótica, con pasillos demasiado largos y demasiado diferente a lo que se demanda en el mercado actual.

Ascensor: Las viviendas situadas en plantas superiores, requieren que exista la posibilidad de subir en ascensor. Esto es algo básico pero además, es habitual que los pisos altos con ascensor sean mejor valorados que pisos inferiores.

Si quieres saber más sobre este tema, no dudes en contactarnos o leer otros artículos relacionados en nuestra web  detea@detea.com

 

Artículos relacionados